El Papa nos hizo llorar de alegría

El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Eduardo Lozano, destacó que desde el momento en que el papa Francisco inició su ministerio petrino “los medios de comunicación nos hicieron testigos de momentos hermosos, gestos elocuentes, palabras profundas, que nos llegan al corazón”.

“Las noticias que nos llegan de diversas partes del mundo nos muestran un renacer espiritual y la alegría de la fe. ¡Cuántos hemos llorado de felicidad y emoción! Estamos renovando la esperanza. Nos sentimos con ganas de soñar con un mundo nuevo y sabemos que no son sueños vanos”, subrayó en su columna semanal.

“Jesús nos ha dicho: ‘hago nuevas todas las cosas’. Nuestro deseo de absoluto. Queremos santidad. No nos conformamos con menos”, reconoció.

El prelado señaló que “el Papa ha recibido a personalidades de todo el planeta. También se ha entrevistado con Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz 1980, y se refirió a la rueda de prensa que el militante por los derechos humanos ofreció en Roma tras ese encuentro: Trabajar para reducir los índices de pobreza en el mundo apareció como prioridad. Le explicó que por ese motivo eligió su nombre, Francisco, ‘como guía de su papado’”.

“Este domingo se cumplió un nuevo aniversario del golpe militar de 1976 que dio lugar al terrorismo de Estado que en nombre de la sociedad secuestró, mató, torturó, robó niños; también realizó negocios fraudulentos y benefició económicamente algunos bolsillos. Recemos por quienes vieron atropellada y pisoteada su dignidad; pidamos que se promuevan y garanticen los derechos humanos”, pidió monseñor Lozano.

Y recordó que también “un 24 de marzo, pero de 1980, fue martirizado monseñor (Arnulfo) Romero en El Salvador. Su ejemplo de compromiso con los pobres, la paz y la justicia sean aliento para unir la fe y la vida”.

Al referirse al Domingo de Ramos, como inicio de la Semana Santa, indicó que “Jesús entra en Jerusalén para entregar su vida y es aclamado como Rey. La alegría que nos relata el Evangelio es expresión de la esperanza del Pueblo. Aclamemos a Cristo como Salvador. Dejemos que su presencia sea entusiasmo evangelizador que nos haga llorar de alegría”.

“En los próximos días vamos a renovar la fe celebrando los momentos culminantes del amor de Dios por nosotros. Prestá atención a los gestos y las palabras, las canciones… Todo está preparado para que hagamos nuevo nuestro corazón. Nacer de nuevo es posible. Animate. ¡Cómo nos quiere Dios!”, concluyó.+

Texto completo del artículo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: