Aseguran en el Uruguay un referéndum para derogar la ley de aborto

Cuando faltan dos semanas para la entrega de firmas a la Corte Electoral, organizaciones políticas y de la sociedad civil del Uruguay estimaron que ya se han reunido las firmas necesarias para exigir, a través de la Constitución, que se convoque a un plebiscito en el que los ciudadanos determinen si se debe derogar o no la ley que permitió la despenalización del aborto, que el Senado de este país transformó en ley a mediados de noviembre de 2012.

“A esta altura nuestra estimación es que hemos llegado a las 60.000 firmas en todo el país según me han informado dirigentes del interior, pero aún no tengo la totalidad de las firmas en mi poder”, dijo el diputado nacionalista Pablo Abdala, en declaraciones que publica el diario El País. Según establece la Constitución del país vecino, deben conseguirse una cantidad de avales equivalentes al 2 por ciento del padrón electoral, y que se estima en las 54.000 firmas. De esta manera, quienes rechazan la legislación vigente habrían logrado su cometido.

No obstante, Abdala consideró que se continuará con la recolección de firmas, debido a que una décima parte de las papeletas suelen invalidarse por falta de datos. Para el legislador, podrían alcanzarse a las 75.000 firmas antes del 21 de marzo, fecha en que los impulsores de la iniciativa deberán hacer entregar de las firmas a la Corte Electoral.

Si las firmas verificadas son suficientes, entonces en un plazo máximo de 45 días habrá una consulta voluntaria entre la población: si vota por lo menos un 25% del padrón electoral, se convocará al referéndum oficial en un máximo de 120 días hábiles, con lo cual la fecha más probable sería febrero de 2014.

La ley
El actual texto permite el aborto en casos de grave riesgo en la vida de la madre, malformaciones graves que imposibilitan la vida extrauterina del niño o embarazos originados en una violación. La ley estipula como tope las 12 semanas de gestación, aunque extiende el plazo a 14 semanas si se tratase de un abuso.

La iniciativa obliga a la madre a comparecer ante una comisión integrada por médicos y asistentes sociales, a quienes explicará los alcances de su decisión. De allí en más, la mujer tendrá “cinco días como mínimo” para reconsiderar o afirmar su decisión, teniendo en cuenta la información que le proveerán los profesionales. La comisión debe conformarse, al menos, por un médico ginecólogo, un experto del área de la salud psíquica y un licenciado en el área social.

Rechazo desde las filas políticas
En 2008, el poder legislativo uruguayo había aprobado un proyecto similar; sin embargo, el entonces presidente Tabaré Vázquez vetó la medida. Médico de profesión, el mandatario uruguayo –que pertenece al mismo partido que Mujica- aseguró a poco de asumir en 2005 que no estaba de acuerdo con el aborto por razones éticas y científicas. Y en esta ocasión, fue el primer referente de la izquierda en firmar para derogar la ley.

En filas de la oposición, algunos de los que firmaron para derogar la ley fueron el expresidente colorado Jorge Batlle, el senador y precandidato presidencial por el Partido Nacional Jorge Larrañaga, y el presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres. También firmaron los senadores colorados José Amorín y Tabaré Viera (ambos de Propuesta Batllista) y el nacionalista Jorge Saravia, votante de la ley.+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: