La impronta mariana de la ciudad chaqueña de Presidencia Roque Sáenz Peña

Monseñor Hugo Nicolás Barbaro presidió el pasado viernes 1º de marzo en la catedral San Roque el tedeum por el 101º aniversario de la fundación de Presidencia Roque Sáenz Peña, considerada la segunda ciudad de la provincia del Chaco.

Participaron de la acción de gracias el intendente local, contador Gerardo Cipolini, entre otras autoridades municipales, educativas y de seguridad.

También asistió quien preside la comunidad hebrea de la ciudad, junto al joven saenzpeñense Roy Milan, ganador del concurso de la creación de la bandera local que fue izada por primera vez minutos antes de la celebración.

En la homilía, monseñor Barbaro dijo que “en este tiempo hemos podido revisar nuestra historia, aprender de quienes nos han precedido, ilusionarnos con un futuro que está en nuestras manos. Una vez más, al ver el camino recorrido, ante la evidencia de la acción de Dios como San Pedro al ver la pesca milagrosa, levantemos con sincero agradecimiento nuestro corazón a Dios, Señor de todas las cosas, Señor de la historia.”

Asimismo, señaló que Dios tiene en cuenta a cada uno de los ciudadanos, al recordar que “cada uno tiene un papel que cumplir como constructor de la sociedad, aunque ese papel parezca muy sencillo, mínimo; una madre de familia construye en su familia; un sereno, quien limpia calles, quien cuida un enfermo, un empleado, todos somos constructores de la sociedad, igual que el obispo, el intendente y las autoridades presentes; sé que no se ofenden cuando digo que están absolutamente de acuerdo”.

Tras insistir en que “quienes hemos sido constituidos en autoridad tenemos una responsabilidad mayor que reclama la oración de todos”, destacó la responsabilidad de todos en “cultivar una vida llena de valores para transmitirlos a la familia y a la sociedad”.

Finalmente, monseñor Barbaro recordó que “Dios ha bendecido a Presidencia Roque Sáenz Peña con algo más que importante: no solo movió al comandante Fernández aquel 1º de marzo de 1912 a poner una imagen de la Santísima Virgen en el hueco de un árbol; Dios movió y sigue moviendo el corazón de todos los saenzpeñenses y de todos los chaqueños hacia un amor profundo y sincero a Nuestra Madre la Santísima Virgen María. En sus manos ponemos una vez más este nuevo Centenario que ya empezó a avanzar. Acudimos a San Roque, Patrono de esta querida ciudad y de esta Diócesis que lleva su nombre.”

En un clima emotivo y de gratitud, acompañaron en la celebración el Coro de la Catedral, dirigido por la profesora Andrea Juárez, además de la Orquesta Sinfónica “Vientos de Cambio”, integrada en su mayoría por niños y adolescentes de la Escuela Rural Nº 155 de Colonia Rivadavia, y dirigida por el profesor Ricardo Velázquez.+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: