Benedicto XVI: “Soy un simple peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje”

El papa Benedicto XVI dejó este jueves sus aposentos en el Vaticano y tras una breve ceremonia a cargo de la Guardia Suiza, abordó hoy un helicóptero que lo condujo a la residencia pontificia de Castelgandolfo, donde residirá por dos meses hasta su retiro en un monasterio de clausura para dedicarse a la oración.

Los colaboradores más cercanos saludaron al Pontífice, entre ellos el chofer, que se mostró emocionado por este momento histórico en la Iglesia, antes de conducirlo en un vehículo al helipuerto vaticano.

Entonces, las campanas de Roma comenzaron a sonar y no volverán a hacerlo hasta que el cónclave de cardenales elija un nuevo Papa.

Antes de tomar ese vuelo, Benedicto XVI se despidió de sus seguidores en la red social Twitter. “Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida”, escribió.

El helicóptero sobrevoló la catedral romana de San Juan de Letrán, el Coliseo, la Vía Apia, la casa de San Pablo en Roma, las catacumbas de San Calixto, entre otros lugares.

El vuelo habitual, hacia el sudeste de Roma, fue reprogramado y tomó rumbo norte con la intención de sobrevolar los lugares emblemáticos de la fe cristiana en la Ciudad Eterna.

Numerosos fieles se reunieron en Castelgandolfo para orar por el Papa, intercalando el rezo del Rosario.

Ultimas palabras
Al arribar al aeropuerto de la ciudad de Albano, tras 20 minutos de vuelo, y desde allí en otro vehículo, Benedicto XVI se dirigió hasta el palacio apostólico, donde saludó desde el balcón a la multitud -con carteles que expresaban su agradecimiento- reunida en la plaza local.

“Saben que este día es distinto a los otros, ya que al final de la jornada no seré más pontífice, sino seré un simple peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra. Con amor, oración y las fuerzas interiores que me queden, quiero seguir trabajando por el bien común de la Iglesia y de la humanidad”, dijo.

Tras la bendición pontificia, las puertas se cerraron a sus espaldas.

A las 20, hora de Roma, se hará oficial su renuncia y la Iglesia entrará oficialmente en “sede vacante” y mañana el cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, convocará a las reuniones de las congregaciones de cardenales que deberán establecer la fecha del inicio del cónclave para elegir al sucesor.+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: