Destacan el aporte de Benedicto XVI a la bioética

El Centro de Bioética, Persona y Familia destacó las contribuciones de Benedicto XVI a la bioética a través de sus documentos pontificios y sus alocuciones sobre el tema dirigidas a instituciones y dignatarios eclesiales, científicos y autoridades civiles.

La organización destacó la encíclica Caritas in veritate, en la que el Papa plasma su pensamiento sobre la novedad de la bioética y la relación que guarda con el desarrollo, y la instrucción Dignitas Personae, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el Romano Pontífice, y que actualizó la enseñanza sobre la cuestión que el mismo instituto había generado en 1987, cuando, como cardenal, presidía ese dicasterio.

Asimismo, el Centro de Bioética destacó las intervenciones dirigidas a la Pontificia Academia para la Vida, al Pontificio Consejo para la Familia, al Cuerpo Diplomático, a los episcopados en visita ad-limina, a los participantes de congresos y otras actividades y a los embajadores al momento de presentar las cartas credenciales.

Acentos particulares
Para la institución, el Santo Padre propuso dos “criterios fundamentales para el discernimiento del campo”, que se resumen en el “respeto incondicional al ser humano como persona, desde su concepción hasta su muerte natural”, y el “respeto de la originalidad de la transmisión de la vida humana a través de los actos propios de los esposos”.

También valoraron el énfasis puesto por el pontífice en unir el desarrollo humano y social con la apertura a la vida, amenazada en la actualidad por la difusión del aborto, la anticoncepción y la esterilización.

En tal sentido, destacaron un parágrafo de la encíclica Caritas in Veritate, que se reproduce: “Cuando una sociedad se encamina hacia la negación y la supresión de la vida, acaba por no encontrar la motivación y la energía necesaria para esforzarse en el servicio del verdadero bien del hombre. Si se pierde la sensibilidad personal y social para acoger una nueva vida, también se marchitan otras formas de acogida provechosas para la vida social. La acogida de la vida forja las energías morales y capacita para la ayuda recíproca”.

Además, notaron los aportes hechos en materia de crítica a la perspectiva de género, el afán por defender el matrimonio entre un varón y una mujer, en el marco de la aprobación de legislaciones que contemplan igual figura legal para los vínculos formados por parejas del mismo sexo, y la incorporación de la bioética “de forma explícita y extensa” a la doctrina social de la Iglesia.+

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: