Vivir la caridad centrados en la Palabra, la Eucaristía y la misión permanente

El obispo de San Justo, monseñor Baldomero Carlos Martini, aseguró que la Cuaresma es “un camino de caridad, que nos introduce en el Plan de Salvación de Dios y nos hace partícipe de sus enseñanzas de vida, de su entrega hasta la muerte en cruz y del anuncio de su Reino hasta los confines de la tierra”.

Tras sostener que “la caridad es el corazón de la evangelización y de la conversión”, advirtió que “si la caridad no brota del amor de Cristo, y no se construye desde la conversión personal y comunitaria; entonces se improvisa desde lo meramente humano, entonces, corre el riesgo de volverse en ‘funcionalismo’, que termina vaciándonos”.

“Si la caridad se construye desde la oración, el estudio y la comunión eucarística; por el contrario, siempre es una meta que exige continuos esfuerzos y sacrificios, no conoce descanso y no se alcanza de una vez para siempre”, aseguró en su carta pastoral cuaresmal

El prelado invitó, para este Año de la Fe, a “orientar la oración personal y comunitaria en ‘conversión y unidad’: podemos decir, que ‘en la unidad, actúa la caridad’” y convocó a vivir la caridad centrados “en la Palabra, en la Eucaristía y en la misión permanente”.

“Vivir la Unidad en la Palabra de Dios, en la celebración y comunión Eucarística; y en el envío Misionero que Jesús sigue haciendo a sus discípulos, nos hace ‘vivir la caridad’”, indicó, al tiempo que reiteró la invitación que hizo en el mensaje de Adviento, a “construirnos como pueblo de Dios”.

Para hacerlo, propuso:
– “Para tener un encuentro con Jesucristo vivo, desde la Palabra de Dios, propónganse entonces ‘encuentros comunitarios de oración bíblica’ que nos acompañen en el camino hacia el Cenáculo, el Calvario y el lugar de la Resurrección de Jesús.

– “Promuevan, los sacerdotes las ‘estaciones eucarísticas y penitenciales’, para que varios sacerdotes cooperen mutuamente en el servicio del Sacramento de la Reconciliación, ‘medicina de Dios’, en su estrecho vínculo con la Adoración a Jesús Eucaristía, que es ‘presencia para todos’”.

– “Recen las estaciones del vía crucis mirando el dolor y el sufrimiento humano, para que rezando por los que sufren podamos ir hacia ellos con gestos concretos de caridad.

– “Preparemos con entusiasmo la novena en honor de San José, y recemos por las ordenaciones al diaconado que tendremos, como una nueva gracia del Espíritu Santo”.

El obispo matancero sumó a la tarea pastoral diocesana los desafíos de:

Participación E Inclusión (Ser Discípulos): “Hoy, más que nunca, el testimonio de comunión eclesial y la santidad son una urgencia pastoral. La programación pastoral ha de inspirarse en el mandamiento nuevo del amor que no hace acepción de personas y valora a todos.

Opción por los más excluidos (ser misioneros): “Creemos que ‘de nuestra fe en Cristo, brota también la solidaridad como actitud permanente de encuentro, hermandad y servicio, que ha de manifestarse en opciones y gestos visibles, principalmente en la defensa de la vida y de los derechos de los más vulnerables y excluidos, y en el permanente acompañamiento en sus esfuerzos, por ser sujetos de cambio y transformación de su situación”.

Por último, monseñor Martini pidió a María, Madre de Dios, por “toda nuestra deiócesis. Que la madre Jesús y la esposa de José; la virgen Dolorosa y la madre de la Iglesia siga mostrando su presencia intercesora entre todos nosotros”.+

Texto completo de la carta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: